miércoles, 26 de diciembre de 2012

Ismael Serrano - Todo Empieza y Todo Acaba en Ti (2012)

Todo Empieza y Todo Acaba en Ti' es el titulo del nuevo trabajo discográfico y del primer tema elegido como single de lo nuevo de Ismael Serrano, octavo en la carrera de este artista... Artista con mayúsculas y padre de la crítica social hecha canción. Un sonido repleto de influencias que suenan más naturales que nunca, congeladas en una ambientación sublime, en un momento en el que hay más razones que nunca para protestar. Puedo afirmar que el día en el que vio la luz este álbum fue un gran día para la Canción de Autor... Si alguien echaba de menos sus profundas letras, este artista estaba deseando regresar para regalarnos lo que él llama 'un nuevo comienzo.' 

13 pistas que reflejan la mejor característica de Ismael: con estos temas recuperamos al cantautor melancólico, soñador y enamorado, aquél que nos hacía vibrar con temas como Amo Tanto la Vida o Papá Cuéntame Otra Vez. En esta ocasión, canciones como Te Odio son capaces de embriagar, de trasladar a una atmósfera en la que en ningún momento se busca la rima fácil... De hecho, resulta muy complicado aprenderse las letras, pero Serrano consigue sumergirnos en unas situaciones claramente dibujadas en la mente del oyente... Pura poesía de desamor, de olvido y de situaciones cotidianas. La sensibilidad a flor de piel se refleja en su tracklist... En sus letras: 

1. Todo empieza y todo acaba en ti 
2. Por fin te encontré 
3. Despierta 
4. Mañana porteña en Madrid 
5. Te odio 
6. Mientras tu llegas 
7. Luces errantes 
8. Yo era un tipo solitario 
9. Semana 
10. Hija de Lilith 
11. Habrá que someter a referéndum 
12. Te debo una canción 
13. Con una pena de muerte

Os dejo con Te Odio, la mejor canción de un disco sin precedentes... Un tema que, una vez lo escuchas, no puedes quitártelo de la cabeza... 

TE ODIO (TODO EMPIEZA Y TODO ACABA EN TI- 2012): 

Te odio.
Odio las canciones de amor
que traen tu recuerdo a mi casa.
Las ganas de verte.
Y odio
el cielo en tu rostro y las dudas
de echarte al olvido o llamarte
para contarte,
qué se yo,
que sigo existiendo,
que te odio por fin,
que no sé
si el mundo resiste sin ti.
Tanto te odio.

Te odio.
Odio la mañana, el café
sin planes, sin ti y en ayunas
perdura tu aroma y lo odio.
Envuelto en papel de colores
te envío bengalas, rencores.
Quizá recuerdes así
que te odio. También tu sonrisa,
la brisa arañando tu piel,
y mi corazón ya de paso.
Tanto lo odio.

Este viejo odio
que hiela los jazmines,
ama tu figura aborrecible.
Y así si te marchas,
quedan los rencores
para recordarme las razones
de por qué me eres imprescindible,
de por qué te extraño aunque me olvides.

Te odio.
Odio tu belleza y a mi
me odio al saberme tan lejos
del viejo camino andado
rastreando hadas y cometas,
la estrella prendida en tu pelo.
Maldito lucero. Lo odio.
Odio odiarte tanto,
saber que te encuentras perdida
y la vida me impide encontrarte.

Yo odio
perseguir tu rastro,
cansado en este laberinto.
Cual hilo de Ariadna tus huellas
me llevan hasta el dulce tiempo
de besos, promesas. Lo odio.
Soy tan feliz
a tu lado que odio
que hoy ya no estés cerca,
y empieza a cansarme este odio.
Quizá si tuviera tus manos
Pero te odio tanto…


No hay comentarios:

Publicar un comentario