jueves, 4 de agosto de 2011

Crónica de un Concierto: Liverpool Band en el C. C. L'Aljub

El ciclo de conciertos del Centro Comercial L'Aljub ha llegado a su fin: el pasado fin de semana tuvieron lugar los últimos sonidos de la mano de Arenae, llenando de pop-rock la plaza central del sitio en cuestión y haciendo emocionarse a todos los 'compradores de sábado' con la dulce voz de la vocalista. Sin embargo, y bajo mi pesar, no pudimos asistir a ese directo (a esas horas andábamos, todavía, por Benidorm), por lo que nuestro último concierto fue el de The Liverpool Band, un grupo grande, con versiones grandes y un estilo grande, que nunca pasará de moda. Ellos mismos dijeron que habían sido seleccionados para participar en un concurso tributo a The Beatles, y desde luego que no lo dudo: las voces de los hermanos José Manuel y Jesús, junto a la de George, crean una amalgama espectacular con la instrumentación misma, demostrando lo que se vivió esa tarde.


The Liverpool Band realizó su primer concierto en 1997, con motivo de una fiesta universitaria. A partir de este momento, las actuaciones se multiplicaron, y la banda empezó a pisar los más diversos y variados escenarios. Sus componentes, Jose Manuel Lledó (guitarra rítmica y voz), George Aniorte (bajo y voz), Iván Martínez (batería) y Jesús Lledó (guitarra solista y voz), son cuatro crevillentinos de los cuales algunos de ellos compaginan su labor de profesores de música con las actuaciones en directo. Y es cierto que, a pesar de su juventud, cosechan una amplia experiencia en diversos ámbitos musicales: agrupaciones corales, orquestas, grupos de percusión, participaciones en diversas bandas, colaboraciones discográficas, etc. La banda ha ido mejorando con los años tanto musicalmente, como en vestuario e instrumentación, alcanzando una gran similitud con The Beatles, banda a la cual rinden tributo.


Fue una tarde realmente emocionante... La sencillez de sus cantantes y su calidad vocal e instrumental calaron en el corazón de los allí presentes. Los temas eran conocidos y tarareados por todos, mientras la banda era capaz de conectar con el público de una forma bestial y sincera. El repertorio interpretado eran baladas british-pop en su mayoría, aunque también gozamos de temas fuertes, donde las guitarras cobraban protagonismo.

Una buena tarde, desde luego...

No hay comentarios:

Publicar un comentario